Tiempo para jugar

Jugar es un derecho. La escuela como ámbito de aprendizaje, de formación integral de la infancia y de la adolescencia debería respetar este tiempo de jugar.

✨ Sin restricciones sin indicaciones, jugar por jugar. Es el medio por el cual los niños recrean y representan el mundo que viven, el mundo que sueñan, el mundo que los invita a ser felices y el mundo que les duele. 

✨ Potencian su creatividad, imaginación e inteligencia, resuelven, salvan, practican sus habilidades motrices y aprenden a controlar su cuerpo. Sí se habla de que el sueño es lo que fija los aprendizajes del día y asienta la información a largo plazo … entonces podemos decir que jugar es soñar despierto … 

✨ Cada vez que monta una torre de cubos, cada vez que logra encastrar un bloque con otro, cada vez que traza un garabato en un papel, cada vez que se esfuerza por servirse un vaso de agua , el niño aprende. Aprende tamaños, pesos, proporciones, desarrolla sus habilidades motoras. Aprende jugando. Aprende haciendo. Es necesario dejar ese espacio para jugar y respetarlo … Dejar la voragine adultocentrica para cuando sean adultos…

Llegamos a un Punto de Control … guardemos la partida y seguimos la próxima.



Mi nombre es Carolina, soy mamá de dos pequeños que aman jugar, crear y correr por toda la casa.
>> Profesora de Informática en proceso …
>> Desarrolladora Sr. Freelance de Sistemas de Gestión Web
>> Diplomatura en Neuroeducación
>> Asistente de Casa de Niños MontessoriAMI y Formadora de la Pedagogía Blanca
>> Fundadora de Tiempo para Jugar,  Directora de Numensource y PlayKodo
>> Consumidora de cursos sobre Matemáticas Manipulativas, Pedagogías alternativas ( Waldorf, Reggio Emilia, Montessori ) , Programación para niños, y Ciudadanía Digital ….

Deja un comentario